23 de septiembre de 2011

Algunos días del mes...



Cada mes hay unos días que me hacen la vida imposible…

Es como entrar en un laberinto de emociones y sensaciones donde nunca se que espera a la vuelta de la esquina. Me siento como una adolescente, las hormonas a millón y al mismo tiempo una sensibilidad que puede hacerme la mas desdichada de todas o quizás la más feliz... Pero el caso es que no importa cómo me sienta, la mayoría de las veces soy incapaz de sonreír…

Me siento presa en un cuerpo que con sus complicados procesos me gobierna y comprendo que me gusta ser sumisa… pero de mi Dueño... no de mis hormonas…
Este mes ha sido especialmente difícil, porque a los días de sensibilidad se une la circunstancia… El 14 de septiembre mi sobrina cumplió 5 años y ayer mi madre también celebró un año más de vida y estar lejos de ellos es algo que estoy aprendiendo a llevar… Aunque a veces me cueste un montón.

Esos días me quedo callada, retraída… dejando que mis facetas peleen entre ellas, tratando de no darles mucha importancia… y es que no quiero que El se preocupe o hacer una tormenta en un vaso de agua por alguna reacción exagerada… Me conozco…

Uffff que es difícil….

Pero cuando finalmente pasan los días del mal humor, de la sensibilidad, de la rebeldía… me siento la más afortunada de todas…

Mi Dueño es el hombre más paciente, me escucha mis tonterías, me abraza sin parar, me consiente, me mantiene sujeta de su mano aunque mi cuerpo luche por escapar… El sabe que son solo unos días y me ayuda a llevarlos de la mejor manera. Me demuestra que está allí y que no hay motivos para temer… El ilumina mis noches y aleja los miedos…

Y darle mi vida entera es poco para hacerle sentir lo feliz que soy y lo afortunada que me siento… Me siento orgullosa de pertenecerle, de acompañarlo, de poder despertar a su lado y abrazarlo para dormir… De saber que cada día avanzamos más en la construcción de ese mundo que tanto soñamos y que creíamos que era imposible… y es que juntos… el cielo es el límite… 

4 comentarios:

Sweet dijo...

Ohhhhhh!!!!
A mí no me sucede así... pero igual tengo unos momentos en que sólo Él me soporta, jajajajaja!!!
Tenemos suerte, o no? ;)

Buen finde, Verónica.
Abrazos inmensos!

atena de Eros dijo...

Siempre hay esos días, que a pesar de que todo está bien, nos sentimos hacia abajo, esto es normal, tenemos que hacer frente a estos días y aprovechar al máximo.
Besos, un buen domingo y una semana hermosa.

rossella de AnP dijo...

Yo intento encerrarme en una burbujita y dejar k pasen... porke realmente hay dias k aufffffff...

Petonets y axuxones con todo mi cariño preciosa

alexia {All} dijo...

Emigrar lo se muy bien es una putada...vivir lejos de los tuyos lo hace todo mas complicado, las hormonas son otras bichas pesadas que no se porque carajo siempre nos dejan caer en picado cuando una menos lo desea, gracias a tu suerte cuentas con El verónica y se que juntos lograran sobrellevar los baches de tu soledad , eso si solo un consejito de nena mala...procura ver, oír y sentir todo con mas cautela justo cuando estas tan sensible, porque igual que lloras mas, se puede ser aún mas feliz después,dicen que las estrellas no nos dan luz, que es la luz la que ilumina las estrellas, somos siempre el reflejo de todo lo que llevamos dentro y tu eres Amor del bueno deja que les de luz a todas tus sombras, besitos desde mi orilla con todo mi cariño guapa...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...