20 de noviembre de 2010

Mi BDSM

Has intentado alguna vez explicar por qué hay cosas que te parecen graciosas?

Es algo tan natural, que explicarlo lo vuelve confuso, le hace perder la magia… La gracia, el humor, es algo tan íntimo y personal como tu forma de vivir. Como el BDSM en el que crees.

El tiempo va pasando con ese ritmo indetenible que se vuelve tan lento en la tristeza y tan fugaz en la felicidad, pero que en este momento de mi vida marcha con un paso firme y justo…

Hoy ya no busco el BDSM del lado fuera, como si fuese el santo grial, no lo busco en un libro, ni en un blog, ni en un perfil de facebook… de hecho no lo busco… Hoy intento construir el BDSM en el creo desde adentro… partiendo de mi. Es por ello que se vuelve un tanto difícil intentar explicarlo.

Quizás es por eso que se han ausentado mis letras…

No puedo explicar cómo me siento, pero si les contaré un secreto.

He conseguido algo que busqué durante mucho tiempo (y no es un Amo) finalmente conseguí dejarme llevar, dejarme querer, conseguí sentirme especial y reconocerme grandiosa… a Su lado… o sola…

Mi valor no me lo da mi Amo… El lo amplifica, El me hace ir mas lejos, me hace crecer, me hace buscar la perfección… pero soy excelente… soy grandiosa… y si El un día decide tomar otro camino, no significa que yo valga menos, que pierda esencia o que deje de brillar.

Que básico cierto? Pero me hacía falta. Aprendí a quererme… y eso ha cambiado todo mi mundo.

Mucho se habla de que una sumisa debe aprender a dar… pero para mi, lo mas difícil era aceptar lo que recibía… me sentía inferior, sentía que cada cosa que me daban iba mas allá de lo que merecía, por eso siempre me sentía en deuda, buscando pagar de alguna manera las atenciones, los momentos, los orgasmos. Hoy reconozco, valoro y aprecio cada detalle que El tiene conmigo, pero también soy conciente de que tenemos una relación de dos…donde El sostiene mis hilos, guía mi mundo, modela mi esencia, pero donde yo, no olvido mi cerebro, no dejo de preguntar, de sugerir, no me olvido de mi misma…

El no me anula… me complementa… no somos uno… somos dos… con historias distintas, con experiencias, recuerdos, momentos, amigos independientes… Somos dos… juntos, somos un todo, que mantiene cada esencia y que se proyecta en algo nuevo, completo, que brinda apoyo al otro, que sostiene, que refuerza, pero que nunca ensombrece.

De forma natural, todo va tomando su propio camino, se va aclarando el horizonte y aunque no tengo la certeza de mi destino, siento la confianza de mis pasos.

Es difícil de explicar lo que somos cada uno y lo que construimos juntos… es algo tan nuestro… Reconocerle mi Dueño no me llena de temores, reconocer que guía mis pasos no me asusta, reconocer que tengo la libertad de pensar y cuestionar me hace sentirme mas Suya…

Porque pregunto, cuestiono, pienso e igualmente con la misma convicción me entrego.

Somos juntos… vivimos… y soy feliz.

Poco Le he escrito a El a través de este blog, quizás porque prefiero que mis palabras le acaricien al oído por las noches… pero hoy quiero agradecerLe… No por ser un excelente Amo, o por ser un buen amigo, ni por ayudarme a organizar mis cosas, tampoco por el futuro que ahora pintamos juntos…

Hoy quiero agradecerle por el detalle que me recuerda cada día lo afortunada que soy… Gracias por hacerme reír…

No hay un día desde que caminamos juntos que no estalle en carcajadas con alguna ocurrencia… que no sonría orgullosa, satisfecha y plena. Hoy agradezco Su capacidad de hacerme levantar la mirada del charco que ha dejado la lluvia y entonces poder ver el arcoiris.

Concientemente Suya…

Verónica



2 comentarios:

shurime dijo...

Tan importantes es que nos haga reir como nos tenga totalmente a sus pies.
Ya sabemos lo que se dice... se cazan mas moscas con miel ;) es broma!!! :D
Fecilicidades cielo, un beso muy dulce

sonata impasible dijo...

intima reflexión y compartida, gracias. hermosa bitácora

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...