19 de octubre de 2011

Confianza



Aunque soy sumisa, todo el tiempo fui dueña de mi vida, no dependía de mis padres, no dependía de mis Amos, de nadie, al contrario, otros dependían de mí… Eso me daba la seguridad de saber que todo iba a estar bien, porque yo misma me encargaría de ello.
Y no es solo por lo económico, yo era la encargada de mediar los problemas de mi familia, de aconsejar a mis hermanos, de ayudar con las tareas a mis sobrinas, de traer a la tierra a mis amigas soñadoras y de dejar que soñaran cuando valía la pena volar. Estaba para todos… y controlaba cada espacio de mi mundo.
Las cosas han cambiado… Por estos meses me he descubierto vulnerable al depender de mi Dueño, en un país nuevo, en una ciudad desconocida, sin amigos, sin empleo… Comienzo a sentir la fuerza con la que El sujeta mi vida… descubro que El se ha convertido en mi mundo… y me asusta.
Me asusta porque si lo pierdo a Él, lo pierdo todo… y esta vez no estoy segura que las cosas vayan a estar bien… no si El me falta…
“Por qué no eres valiente y confías?”
Es la frase que escuché hace muchos años cuando comenzaba en este mundo y estos días ha estado dando vueltas en mi cabeza…
Es fácil ser sumisa cuando no lo entregas todo, cuando guardas para ti aquello que está en lo profundo de tu alma, cuando te aseguras que aunque el otro esté cerca, no lo esté tanto como para dañarte.
Pero cuando te desnudas por completo, cuando no hay secretos, cuando eres absolutamente transparente, también te conviertes en alguien frágil y vulnerable… porque El puede quebrarte de solo apretar un poco, porque tú le has dado el poder para hacerlo… Es entonces cuando descubres que entregarte a alguien va más allá de los azotes, va más allá del placer o de las fantasías… Y es cuando valoras esta vida como un camino de aprendizaje constante, donde vas descubriéndote y aprendiendo un poco mas de ti mismo.
Creí que había sido valiente y que había confiado lo suficiente cuando decidí venirme a Chile… La verdad? Ahora es cuando más necesito ser valiente y confiar…
Ser valiente para seguir adelante, sin miedo a descubrir cosas en mí que no me gusten.
Ser valiente para entregarme sin horarios ni sesiones programadas.
Ser valiente para llegar hasta mis límites y quizás un poco más allá de ellos
Ser valiente para verme desnuda, frágil, vulnerable, entregada y aun así confiar
Confiar en sus manos que me cubren sin quebrarme,
Confiar en sus brazos que me arropan sin ahogarme,
Confiar en sus palabras que vienen acompañadas de hechos concretos,
Confiar en la confianza que El ha puesto en mí,
Confiar en la fuerza de nuestro compromiso,
Confiar en nosotros…
Sé que no soy perfecta… pero soy muy afortunada… Bendita soy porque El, absolutamente maravilloso, decidió hacer su vida conmigo… y aunque suba y baje en mi montaña rusa personal sé que tengo mucho para darle y sé que mi vida entera la ofrendaría para hacerle feliz…
Ahora cuando pienso en ser valiente y confiar… sonrío y descubro que cada día es una oportunidad para llegar más allá de las palabras…

Un abrazo a todos

11 comentarios:

Marlowe dijo...

Te entiendo muy bien. ¡Mucha suerte!

Sweet dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sweet dijo...

Hace mucho que no leía algo tan real y tan cercano a mí.

Así es, va más allá de azotes, de sesiones y de placer.

Yo he dejado, igual, mi carrera y mi trabajo, por Él. Y no sólo eso: amigos, costumbres, gustos y un largo etc.
Y mi dedicación es al 100%.

Si Él me fallara, no sólo me jodería a mí, si no a mi familia, que dependían directamente de mis ingresos y mis capacidades.
Si Él no estuviera... vamos! qué te digo que no sepas?

Pero me tocó confiar y hace casi 3 años que lo hago y Él ha correspondido de la mejor forma posible mis expectativas y las nuestras.

Me parece que hoy, por fin, hablo el mismo idioma con alguien.

Gracias por ello.

(Lamento haber borrado el comentario anterior... las faltas de ortografía que vi, me mataron, jaja)

Anónimo dijo...

Hermosas palabras, dejan pensando, te admiro por tu valentía , por dejar a los tuyos , por creer y confiar en tu Señor, espero que sigas confiando como dices en tu escrito y valiente aún mas...besos Veronica.


pau.

carmesí dijo...

Una de las incongruencias de la vida, nosotras las sumisas somos mujeres muy fuertes para aceptar lo que vivimos, aunque seamos propiedad del Amo, estamos solas, nada de Él nos pertenece.
Para ti todo ha sido distinto y me alegro por eso, te llevaste la guinda de la torta.
Goza, disfruta y ten confianza.
carmesí

alexia {All} dijo...

Eres valiente, valiosa y tu entrega te hace aún mas grande cada día, solo quien logra darse por entero a alguien ha visto el privilegio de recibir luego esa respuesta a esa pregunta, no todos tienen lo que tu posees, así que solo puedo desearte lo mejor verónica, porque aunque nunca te lo dije, siempre me dio temor tu valentía, dejarlo todo por El... supongo que seguir leyéndote bien, me reconforta y calma mis dudas, porque tomaste una decisión difícil y arriesgada y yo personalmente Los felicito a ambos por ir logrando apoyarse el uno al otro, dejo besitos y que sigan disfrutándolo guapa.

lorena{AD} dijo...

Recién descubro tu lugar, precioso, me encanto esta entrada, tus reflexiones y tu experiencia me llego al alma, gracias , te sigo je, saludos desde mi humilde silla

AANGEL dijo...

Ese miedo, esa sensación de vulnerabilidad, surgen porque El vive en tí, porque no hay nada tuyo que ya no posea... la contrapartida es la plenitud, esa sensación de que estas viviendo algo muy especial, inigualable, ser única para El... ser suya...

Seguirás siendo valiente, seguirás apostando por eso tan especial, tan pleno... seguirás confiando... porque ni quieres ni puedes renunciar a la VIDA...

Un saludo,

jade{J} dijo...

En esas estamos, en alcanzar la confianza necesaria en este tipo de relaciones que a veces es tan "exigidora" :P difícil es para quienes llevamos cierta mochila a cuestas con algún mal recuerdo o vivencia, vencer esos malos hábitos de desconfianzas y recelos... pero como dije... en ello estamos, por nosotras y por Ellos verdad? ;)

Un beso y gracias de corazón por tu comentario :))

monah dijo...

Mi niña, mucha suerte y confía... y recuerda esto: nunca lo perderás todo, porque siempre te tendrás a tí misma ;)

Un besazo! Por cierto, hay algo en mi blog para tí...

jade{J} dijo...

Niña, necesito que me envíes tu dirección de correo para mandarte algo, mi propia direc. aparece en mi perfil... te espero, un beso ;)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...